SER MAESTRO

LOGO SILVIA FINAL1 Muchas felicidades a todos los maestros que Dios nos ha permitido conocer y aprender de ellos. Nos hicieron sufrir con tantas tareas, llegar temprano, cumplir con todos los requisitos de proyectos, aprender a hablar en público, defender tu punto de vista, hablar y escribir correctamente,  entre otras cosas. Pero sus enseñanzas son los pilares de lo que somos ahora como adultos. Dia_del_maestro

Para ellos con mucho cariño:

“Ser maestro es un acto de fe. Fe en la posibilidad de cambiar el mundo educando, fe en el individuo, fe en la supremacía de la riqueza intelectual.

Ser maestro es un acto de amor. Porque la entrega de uno mismo está implícita en la tarea, porque se da a manos llenas sin esperar retribución.

Ser maestro es un ser soñador. Creer – más allá de esta época frívola y escéptica – en el espíritu del hombre. Y creer que algún día, al final del camino, podremos entregarle esa antorcha a un discípulo, a otro soñador.“

Texto tomado del libro: “Vocación de enseñar” de Lidia María Riba. Editorial – Vergara & Riba 2005

Síguenos en Facebook o twitter!!!!  link facebook

Bienestar Integro: Porque la vida se disfruta de muchas maneras… déjala fluir!!!! 

SE COMO UN MUERTO

LOGO SILVIA FINAL1  Era un venerable maestro. En sus ojos había un reconfortante destello de paz permanente. Solo tenía un discípulo, al que paulatinamente iba impartiendo la enseñanza mística.

El cielo se había teñido de una hermosa tonalidad de naranja-oro, cuando el maestro se dirigió al discípulo y le ordenó:

-Querido mío, mi muy querido, acércate al cementerio y, una vez allí, con toda la fuerza de tus pulmones, comienza a gritar toda clase de halagos a los muertos.

El discípulo camino hasta un cementerio cercano. El silencio era sobrecogedor. Quebró la apacible atmósfera del lugar gritando toda clase de elogios a los muertos. Después regreso junto a su maestro.

-¿Qué te respondieron los muertos? – pregunto el maestro.

-Nada dijeron.

-En ese caso, mi muy querido amigo, vuelve al cementerio y lanza toda suerte de insultos a los muertos.

El discípulo regresó hasta el silente cementerio. A pleno pulmón, comenzó a soltar toda clase de improperios contra los muertos. Después de unos minutos, volvió junto al maestro, que le preguntó al instante:

-¿Qué te respondieron los muertos? – pregunto el maestro.

-De nuevo nada dijeron – repuso el discípulo.

Y el maestro concluyó:

-Así debes ser tú: indiferente, como un muerto, a los halagos y a los insultos de los otros.

El maestro dice: Quien hoy te halaga, mañana te puede insultar, y quien hoy te insulta, mañana te puede halagar. No seas como una hoja a merced del viento de los halagos e insultos. Permanece en ti mismo más allá de unos y de otros.

Cuento tomado del libro: “101 cuentos clásicos de la India – Autor: Ramiro Calle”

Siguenos en Facebook o twitter!!!! link facebook

La niña y el acróbata.

LOGO SILVIA FINAL1  Era una niña de ojos grandes como lunas, con la sonrisa suave del amanecer. Huérfana siempre desde que ella recordara, se había asociado a un acróbata con el que recorría, de aquí para allá, los pueblos hospitalarios de la India.

Ambos se habían especializado en un número circense que consistía en que la niña trepaba por un largo palo que el hombre sostenía sobre sus hombros.acrobata

La prueba no estaba ni mucho menos exenta de riesgos. Por eso, el hombre le indico a la niña:

- Amiguita, para evitar que pueda ocurrirnos un accidente, lo mejor será que, mientras hacemos nuestro número, yo me ocupe de lo que tú estás haciendo y tú de lo que estoy haciendo yo. De ese modo no correremos peligro, pequeña.

Pero la niña, clavando sus ojos enormes y expresivos en los de su compañero, replico:

- No, Babu, eso no es lo acertado. Yo me ocuparé de mí y tú te ocuparas de ti, y así, estando cada uno muy pendiente de lo que uno mismo hace, evitaremos cualquier accidente.

El maestro dice: Permanece vigilante de ti y libra tus propias batallas en lugar de intervenir en las de otros. Atento de ti mismo, así avanzaras seguro por la vía hacia la Liberación definitiva.

Cuento tomado del libro: “101 cuentos clásicos de la India – Autor: Ramiro Calle”

Síguenos en Facebook o twitter!!!! link facebook